La Silla Elétrica

LA SILLA ELÉCTRICA Hola, les habla nuevamente Juan Carlos Tame, feliz de poder tener otra semana con ustedes, y feliz de igual manera de poder compartir una más de estas reflexiones semanales, las cuales espero poder estar actualizando frecuentemente y escucharlos para ver en lo que quisieran ver después. Yo creo que mi problema más grande hasta ahorita con la manera que estoy manejando mi contenido en"Compass" es que debido al tamaño actual de la iniciativa, tiendo a asumir que todas las personas que me escuchan ya me conocen quien soy y por que estoy haciendo todo esto, pero ahora ya me doy cuenta de que ese no es el caso, y que al hacer eso, mucha gente no entiende bien que es esto que están escuchando en sus teléfonos, y por eso, me disculpo. Se que esta mal asumir eso . Nuestra ultima publicación, les platicaba un poco de que era "Compass"; Todo desde como funcionaba hasta que queríamos cumplir haciendo esta iniciativa, pero ahora me encantaría darme la oportunidad de contarles quien soy yo; compartirles de mis ideales, metas y hasta compartirles una historia de como llegue a ser la persona que soy actualmente. Si han escuchado nuestro programa de entrevistas "En La Mente De:", saben que dentro del programa me gusta hacer una sección llamada "Origen de Superheroes", en donde al igual que cualquiera de los héroes que vemos en nuestras televisoras, como Spiderman o Batman, hay una historia o alguna acción es especifico que los llevo a ser esa figura que hoy conocemos. Me encanta empezar siempre con esta sección, por que siento que el origen de alguien nos da una idea mas clara de la persona con la que estamos hablando, viendo así sus ideales, creencias, metas, etc.

Ahora si, como mencioné previamente, es momento que me conozcan un poco más; Mi nombre es Juan Carlos Tame, tengo 20 años y vivo en Monterrey. Entre muchas de las cosas que deberían conocer de mi, lo principal que deben de saber es esto; Sin importar quien seas, yo siempre voy a buscar tu lado positivo y voy a tratar de siempre sacarte la mejor versión de ti. Eso es lo que soy y lo que finalmente me llevó a comenzar este proyecto, pero estaría mintiéndoles si dijera que ese siempre fui yo, pero la verdad es que no siempre fui esa persona que describí anteriormente, al punto en donde si me hubieras preguntado esto mismo hace 3 años, no sería la misma respuesta. Los ideales y sentimientos que me llevaron a crear esta iniciativa no tienen una historia bonita, al contrario, provienen de las memorias y acciones más difíciles de toda mi vida, pero no obstante, son memorias las cuales me dan gusto que hayan pasado de la manera que pasaron, por que sin esos eventos, no estaría hoy hablando con ustedes, y buscando hacer de la gente que me rodea un mejor lugar. Durante muchas de estas reflexiones, voy a estar hablando de muchos de mis demonios internos que tuve que vencer para estar donde estoy ahorita, pero para esta primera edición y para la historia que continuara, quiero tocar una temática lo cual siento que la mayor parte de la gente leyendo se puede identificar, y esa es el tema de la Obesidad. Para quienes no sepan, durante la mayor parte de mi adolescencia, yo viví con Obesidad Severa, y sin duda era algo que aunque me quitaba el animo de mi día, era algo que mas que nada, mi mente buscaba ignorar y disimular constantemente. El primer paso en enfrentar un problema como el sobrepeso es admitir que tienes un problema, pero muchas veces, esa aceptación es extremamente difícil de conseguir, ya que tu propia mente te ciega del hecho de que tiene un problema grave que está afectando su bienestar, y esto solo te lleva a más problemas en el futuro. Mucha gente que logra escapar del sobrepeso encuentra diferentes maneras de llegar a esa aceptación, ya sea por las palabras de un familiar, un evento en especial o cualquier tipo de idea que se pudo venir a la mente, para mi, hay un evento que sigo atribuyendo como mi primer paso, mi llamado "Origen de Superheroe" A muchos les he contado de como fue que empezé a buscar enflacar y ser mejor persona, pero nunca creo que he contado cuando fue el momento cuando decidí enfrentarme en el espejo y dar el primer paso. Esta es una memoria que constantemente pasa por mi cabeza, creo que casi no pasa un día sin pensar en ese día. Fue después de un entrenamiento de Rugby, a mediados de diciembre del 2017, para los que conocen el equipo donde jugaba y como trabaja, hay veces donde se nos ponía un ejercicio llamado “Invisible Chair”, lo que nosotros conocemos como “la silla eléctrica” ; cuando no nos callábamos nos decían que nos pegáramos a la pared, nos “sentáramos” en la pared y aguantamos la posición. Normalmente siempre era entre 30 segundos y 1 minuto, pero hubo un entrenamiento en especial donde no podía aguantar ni un segundo en la pared, y pues viéndolo ahora era algo obvio, ya que era una bola de casi 110 kilos, alimentado de Chilaquiles y Arizonas, sin ningún interés alguno de ir al gimnasio y ningún interés de corregir mis errores, entonces cómo crees que pudiera aguantar ese ejercicio después de casi 2 horas de ejercicio? Entonces me caía y me caía, y el Coach nos hacía repetirlo y repetirlo hasta que pudiera aguantar, y cada vez más se caía mi espíritu, no solo con el hecho que no podía hacerlo, sino por los comentarios de mi equipo me hacía cada vez me rendía. Eso creo que es la mayor lección que le aprendí a ese equipo durante mi tiempo en prepa, y lo que al día de hoy más admiro y respeto de éllos.En el equipo, no eran el tipo de personas que te iban a decir que estas mal o como tienes que mejorar en esto, esto o esto, pero sabían como hacer que algo te deje inconforme, y por consecuencia, que TÚ y solamente TÚ quieras mejorar en eso. Ellos no tenían ninguna obligación en decirte cómo mejorar, pero sabían como hacerlo para que tu quieras hacer ese cambio. Si estás pasando el balón mal, no te van enseñar a pasarla mejor, pero te van a tirar ese comentario, ESE comentario que se te va quedar en la mente todo el día, mucho después del entrenamiento, y eso me hizo toda la diferencia.

Eventualmente el Coach se rindió y nos deja a todos ir, pero yo tenia ninguna intención de irme; tenía algo que probar, los comentarios se quedaron tan plasmados en mi cabeza que decidí quedarme un poco más de tiempo para practicar la silla, al costo que sea. Me sentí inútil por completo, al punto donde consideraba ya no volver ir a entrenar, como todo en mi vida, andaba en un espacio de mi vida donde nada hacía sentido, y cada vez me hundía más en mis emociones, pero este yo lo marco como mi primer momento grande de reflexión en mi vida. Lo que empezó como unos ejercicios más después de que todos se habían ido terminado siendo 4 horas de enojo, tristeza, reflexión intensa y alivio que cambiarían mi vida por completo. Cada vez que me caía, me levantaba más enojado y con más ganas de probar que todos estaban mal, Siempre he tenido enojo cuando juego, pero nunca de la manera de la que tuve ese día, Por fin me di cuenta de que esa persona que yo era se estaba volviendo un estorbo, no solo al equipo pero a mi mismo con sus acciones consecuentes. Las palabras que me ponían en ridículo son las como pensamientos sonaban por mi cabeza: “Es lo más que puedes?”, “De verdad, ya nos queremos ir”, y muchas otras frases me recordaban que por gracias a MI, y solamente MI era la culpa que el equipo estuviera en esa situación, y entre muchas cosas, prometí nunca perjudicar al equipo con mis acciones, y finalmente ser la mejor versión de lo que pudiera ser, y eso hoy lo veo como mi momento de "Aceptación". Es por esto mismo que hasta el día de hoy, cada vez que termino de entrenar, terminó con 5 minutos de silla eléctrica, por que al hacerlo, me recuerda a ese día, y como yo mismo me prometí que siempre tratare de ser la mejor versión lo que pudiera ser, aunque muchos no vean el esfuerzo enorme que le pones a tus metas detrás de las puertas. Después de ese día, no creo que volví a ver las cosas de la misma manera, y por eso siempre lo agradezco. Siempre agradeceré siempre ser el primero en llegar al Entrenamiento y muchas veces, el último en irse, y yo se que nunca fui el mejor en lo que me proponía, y eso estaba bien para mi, porque no me importaba ser el mejor, pero algo que si me importaba es que no iba dejar que nadie trabajara más duro que yo, y nunca más iba dejar que mis acciones perjudican no solo a mi equipo, pero a las personas de mi vida. Por que de alguna manera, empecé a ver a la vida como esa “Silla eléctrica”; En esta vida, todos estamos haciendo una eterna “Silla eléctrica” y entre más tiempo pasa, más va doler tus entrenamientos, tus metas, y si, tarde o temprano, vas a caer a tus puntos más bajos, pero lo importante es que no te quedes derrumbado en el piso, te paras y vuelves a aguantar, y si vas a volver a caer, pero va ver un punto donde ya estás tan acostumbrado al dolor de la silla, que ya no lo vas a sentir más, y siempre vas a agradecer los momentos de aguante como tus mejores maestros. Entonces en cualquier momento que termino un entrenamiento, o me veo en un momento de desesperación o desánimo fuerte, cierro los ojos, y me veo en esa cancha, haciendo la silla eléctrica, en mi momento más bajo, con ningún lugar para ir más que arriba, y me acuerdo de donde vengo y por que siempre puedo mejorar. Ya se que aveces ustedes piensan que no están en su mejor punto, o están desmotivados, y los entiendo perfectamente. La verdad es que por cada un video que subo, tengo tres momentos de serios pensamientos de rendirme; Me pongo en pensar en todas las lesiones, todos los sacrificios, todos los dolores y cada vez me veo con más ganas de dejarlo todo, pero esos momentos son mis momentos de “Silla”, son los momentos en donde siento que todo puede caerse, pero se que tengo que aguantar, y que en un futuro eso todo valdrá la pena, un futuro sin dolor y con metas cumplidas. Increíble lo que un solo ejercicio puede hacer para impactar tu vida. Si les pudiera dar algún tipo de consejo para terminar este punto refectorio, los invito a buscar ese “Silla” que les acomode como su motor de motivación, esa acción/memoria/evento la verdad como ustedes les quieran llamar que los motive a ser la mejor versión de ustedes mismos, y eso va ser que todo sea visto mejor.

46 vistas0 comentarios

¡ContÁctANOS!

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2020 Proyecto Compass